En estos tiempos de crisis económica y en los que no paramos de ver por todos lados noticias de la inestabilidad de los mercado, la necesidad de rescates económicos a países como Grecia y la necesidad de reducir las deudas adquiridas por las Comunidades Autónomas y los ayuntamientos, a través de fuertes recortes en sectores como la sanidad o la educación. El sector de la jardinería no se salva.

Según las recientes declaraciones realizadas por los portavoces de la Asociación Española de Empresas de Parques y Jardines y responsables de las empresas de jardinería contratadas por parte de los ayuntamientos para el mantenimiento de los jardines públicos de las ciudades.

En la actualidad los ayuntamientos españoles acumulan una deuda de cerca de 300 millones de euros con las empresas de jardinería, por el cuidado de los parques y jardines de las ciudades.

Siendo hoy en día los ayuntamientos de la provincia de Madrid aquellos que más deuda acumulan con Aseja, con más de 64 millones de euros, este ranking está encabezado por la localidad de Parla que acumula más de 7 millones de euros de deuda, seguido de Alcalá de Henares y Valdemoro con casi 5 millones.

Llegados a este punto la Asociación ha tomado la decisión de poner en conocimiento de todos los ciudadanos la gestión que realizan sus ayuntamientos, a través de campañas publicitarias, además de plantearse la posibilidad de reducir los plazos de pago de las facturas de aquellos ayuntamientos que acumulan grandes deudas con ellos. Ya que esta situación no solo hace peligrar el sector sino que se puede llegar al punto de no poder pagar las nóminas a sus trabajadores, porque entre el 80 y el 85% de la facturación realizada a los ayuntamientos van dirigidos al pago de las mensualidad de los profesionales que hacen que las ciudades cuenten con zonas ajardinadas y parques perfectamente cuidados.